Agorafobia

Bello Amanecer, Asociación de Personas con Depresión y/o Ansiedad - Agorafobia

Todos hemos sentido en alguna ocasión de nuestras vida .A veces cuando una persona desarrolla un trastorno de pánico por la experiencia repetida de crisis de ansiedad, ocurre que tiende a tener la crisis con más frecuencia en determinados lugares (supermercados, cines, aglomeraciones de gente, etc).

En esos casos es fácil que asociemos esos sitios con el hecho de tener una crisis de ansiedad -algo parecido al enchufe y el grito-, entonces puede ocurrir que “solucionemos” el miedo a tener una crisis de ansiedad evitando los lugares en los que pensamos que es más fácil que nos den la crisis. Dicha evitación nos puede llevar a problemas diversos y en tal caso habríamos desarrollado un trastorno fóbico que se llama agorafobia.

Las personas con agorafobia pueden evitar muchas y variadas situaciones, desde las ya mencionadas (aglomeraciones de gente) hasta otras menos evidentes según el significado literal del término como: pasar por puentes, viajar en avión, utilizar ascensores, etc. En realidad, para el agorafóbico que ha tenido o tiene crisis de pánico, cualquier situación en la que pueda se difícil escapar o conseguir ayuda, si tiene una crisis se vuelve potencialmente peligrosa ante sus ojos.

No siempre la agorafobia esta relacionada con el trastorno de pánico .En un número menor de casos, las situaciones se evitan por miedo a otros elementos que nada tienen que ver con las crisis de pánico.

Yo he tratado menos pacientes de este tipo, pero ahora recuerdo un joven que había tenido una experiencia muy desagradable viajado en autobús. Había bebido mucho agua antes iniciar el viaje y cuando aun faltaba una hora para llegar al destino, comenzó a sentir una cierta urgencia urinaria .El autobús no disponía de aseo y eso resultaba aun mas agobiante para el joven viajero. A medida que aumentaba la opresión de su vejiga, por su mente pasaba de todo: solicitar al conductor que parase o orinar en la carretera (lo que le producía una gran vergüenza), aguantar como pudiera hasta el destino, en incluso ¡orinarse encima!.Finalmente llegó a su destino, pero con un gran dolor que luego le impidió orinar normalmente hasta pasadas unas horas .A partir de ese incidente comenzó a evitar beber agua antes de los viajes, evitaba los autobuses que no llevasen aseo, evitaba beber agua antes de entrar al cine y cada vez que se ponía nervioso tenia sensaciones de necesitar orinar (aunque luego eran falsas alarmas).

Bello Amanecer © 2017+ Frontier Theme