La ansiedad es una emoción básica que pertenece a nuestro sistema defensivo y se encuentra presente en todos los seres humanos. Es generalmente una emoción normal e imprescindible para la vida, nos ayuda a anticipar los peligros y prepararnos para reaccionar ante ellos, siendo por lo tanto un proceso de adaptación muy útil en la historia del ser humano, siempre que no sea patológica,( más adelante hablaremos de ello).

La ansiedad se presenta mediante tres tipos de respuestas; cognitivas, fisiológicas y conductuales. Esto quiere decir que cuando valoramos un estímulo como potencialmente peligroso y experimentamos ansiedad, ésta se muestra mediante pensamientos (‘yo a eso no me acerco’, ‘tengo que salir de esta situación’, ‘yo no puedo con esto’), sensaciones físicas (sudoración, temblores, sequedad de boca, respiración y pulso acelerados) y mediante nuestro comportamiento (respuestas de evitación o huida de aquello que nos produce ansiedad).

Como hemos dicho, normalmente este tipo de respuesta se produce ante un estímulo que es objetivamente peligroso o amenazador, y además podemos mantenerla bajo control y no interfiere negativamente en nuestra vida diaria. Sin embargo, en ocasiones la ansiedad aparece cosas inofensivas, o se escapa de nuestro control y nos domina, causándonos muchas interferencias en nuestro día a día. Es entonces cuando hablamos de ansiedad patológica o de trastornos de ansiedad. Estos trastornos se encuentran entre los problemas psicológicos más comunes, y son el segundo motivo más frecuente de consulta psicológica en España. Pueden aparecer en cualquier momento de la vida y tanto en hombres como en mujeres, y en sus causas intervienen muchos factores tanto genéticos y de personalidad como ambientales.

Estrés patalógico

El estrés es un estado de gran tensión nerviosa originado en la persona por el exceso de trabajo, las frustraciones del día a día, la ansiedad por el futuro, etc. Suele manifestarse a través de una serie de reacciones que van desde la fatiga...

Trostorno de pánico y agorafobia

El trastorno de pánico se caracteriza por la presencia de crisis de angustia o ataques de pánico espontáneos, impredecibles y reiterados en el tiempo. Estas crisis incluyen síntomas tanto físicos (sudores, temblores, sequedad de boca, náuseas,...

Fobias específicas

La fobia específica se caracteriza por la presencia de un miedo excesivo, irracional y desproporcionado desencadenado por la presencia o anticipación de un objeto o situación concreta (insectos, alturas, ciertos animales, volar en avión… son...

Trastorno obsesivo-compulsivo

El trastorno obsesivo-compulsivo o TOC se caracteriza por la experimentación de obsesiones y compulsiones. Las obsesiones se manifiestan en forma de pensamientos intrusivos cuyo contenido provoca un gran malestar y angustia en la persona. Con...

Trastorno de estrés postraumático

El trastorno de estrés postraumático (o TEPT) es un conjunto de síntomas fisiológicos, cognitivos y conductuales que se dan como consecuencia de un evento traumático. Debemos notar que la definición de evento traumático es muy abierta; la forma...

Ansiedad social

La ansiedad o fobia social se caracteriza por un intenso miedo a ser evaluado negativamente por los demás en situaciones sociales, por lo que quien la padece tiende a escapar o evitar las situaciones donde va a haber mucha gente o donde será...

Trastorno de ansiedad generalizada

El trastorno de ansiedad generalizada (o TAG) se caracteriza por un estado de ansiedad y preocupación excesiva e incontrolable que causa a quien lo sufre un gran malestar, así como incapacidad para salir adelante en diversas áreas de su vida,...

Ansiedad

La ansiedad es una emoción básica que pertenece a nuestro sistema defensivo y se encuentra presente en todos los seres humanos. Es generalmente una emoción normal e imprescindible para la vida, nos ayuda a anticipar los peligros y prepararnos para...

¿Necesitas Ayuda?, ¿Quieres que te Informemos?