69 / 100

¿Te ocurre que a veces -o siempre- lo ves todo negro? ¿Tiendes a ponerte siempre en lo peor? ¿Sientes que te machacas a ti mismo con tu discurso interno? Los pensamientos negativos son una parte natural e inevitable de la vida; es imposible tener un 100% de pensamientos positivos. No obstante, nuestro objetivo debe ir encaminado a mantener un equilibrio entre nuestros pensamientos positivos y negativos, y a intentar que el mayor número posible vaya en nota positiva. Sin embargo, algunas personas no consiguen mantener este equilibrio y se sienten invadidas por pensamientos negativos constantemente, incluso ante buenas noticias o situaciones positivas.

Esta situación no es nada deseable. Nuestro esquema de pensamientos va a determinar cómo nos comportamos, qué decisiones tomamos y cómo miramos a la vida. Un esquema de pensamientos negativos constantes puede tener un efecto devastador sobre nuestra salud mental, nuestra felicidad y nuestro bienestar. Pero cambiar este esquema no siempre es fácil; en la mayoría de ocasiones, pensar en negativo es un hábito aprendido y mantenido desde la infancia, aunque se puede desaprender.

En nuestros talleres te daremos pautas y te enseñaremos a manejar herramientas como la parada del pensamiento, el reconocimiento y discusión de distorsiones del pensamiento o las auto-afirmaciones positivas para que poco a poco vayas adquiriendo el hábito de pensar en positivo y tu esquema de pensamiento se transforme, transformando así también tu vida y proporcionándote una sensación de empoderamiento y bienestar. Otros talleres …